• contacto@blanqueamientodentalfacil.com
  • Mon - Fri: 9:00 - 18:30

BLANQUEAMIENTO DENTAL EN CASA

El blanqueamiento dental en casa profesional es indudablemente un tratamiento de muy buena calidad por efectividad y fiabilidad. Poder lograr una sonrisa fresca, radiante y saludable es muy posible hoy en día gracias a este tratamiento de blanqueamiento en casa.

Sin embargo, a pesar de que este tipo de tratamiento dental no suele ser muy complejo de llevar a cabo, es importante que se aplique bajo vigilancia médica, ya que el odontólogo será el que supervise todo el proceso realizado, así como los resultados obtenidos.

Al mismo tiempo, el blanqueamiento dental en casa tiene múltiples beneficios para ti. Además, es uno de los que más se usan con el propósito de no tener que alejarse de casa nada más que para aplicar algunos remedios indispensables en este caso, siendo muy económico también.

¿Cómo hacer blanqueamiento dental en casa?

Realizar un blanqueamiento dental en casa no es algo muy complejo, ya que solo debes seguir las indicaciones correctamente, las cuales son bastante simples, y no requieren de esfuerzos mayores de tu parte.

El tratamiento de blanqueamiento dental en casa suele realizarse mediante tres fases, siendo dirigido, como ya te habíamos mencionado antes, por un odontólogo profesional. Y, para resumir, este tratamiento es realizado con férulas.

1.  Revisión

La primera fase se basa en la revisión que hará el odontólogo, en la clínica, para verificar que sea posible el realizar el tratamiento adecuadamente y sin impedimentos.

Cuando la revisión esté aprobada, tu dentista deberá realizar una limpieza profesional dental para que el tratamiento sea mayormente efectivo.

2. Diseño de las férulas

En esta segunda fase, se debe realizar el diseño de las férulas termoplásticas de manera personalizada, en donde será aplicado el gel para blanquear recomendado.

Aplicar el molde para impresión de las férulas suele ser un proceso indoloro e inmediato. Cuando te entreguen las férulas, se verificará por última vez que todo esté en orden con estas.

3. Entrega del kit para el blanqueamiento

Esta tercera, y última, fase es cuando se te entregará el kit profesional de blanqueamiento con férulas, las jeringas y el gel blanqueador.

Ya en tu casa solo debes untar el gel en la férula, preparada especialmente, y lo colocarás de la misma forma en que te lo ha indicado el odontólogo.

Este tipo de tratamiento suele durar más o menos dos semanas. Además, un aspecto positivo de este tratamiento, es que podrás comenzar a ver su efecto blanqueador desde el día primero de su proceso.

Blanqueamiento con Férulas

Uno de los tipos de blanqueamientos en casa que puedes conocer, y que generalmente es muy usado por las personas de todo el mundo como medio efectivo, es el de uso de férulas, el cual es muy simple y no posee malos efectos en tu salud.

Con este tipo de blanqueamiento se pueden eliminar efectivamente manchas superficiales con las que cuentan los dientes por medio de una limpieza de dientes previa y el aplicar un agente químico que se encargará de producir un incremento del blanco en los dientes.

Aplica el tratamiento por medio de sesiones

Una vez que el producto esté listo en la férula, puedes comenzar a aplicarlo en tu propia casa por medio de algunas sesiones de blanqueamiento que sean de máximo seis horas en duración por día para que no se cause el aumento en la sensibilidad dental.

No puedes consumir ciertas bebidas y alimentos durante el tratamiento

Es imprescindible que evites consumir algunos alimentos que puedan ocasionar manchas en tus dientes, al igual que las bebidas; es decir, esos alimentos y bebidas que suelen contener colorantes, que son los químicos que provocan los daños dentales en este caso.

Salivarás un poco

Es muy común que cuando estás utilizando el tratamiento de blanqueamiento dental en casa con férulas salives en exceso. Es posible que mientras la salivación excesiva dure se vuelva algo molesto para tu día a día.

La sensación disminuirá rápidamente

No te preocupes si los efectos aparecen, como es el caso de la salivación. Estos malestares desaparecerán muy rápidamente al cabo de tres días aproximadamente, pudiendo ser más o menos, dependiendo de tu reacción y estado bucodental.

Realiza el blanqueamiento por la noche preferiblemente

Siempre es mejor que realices el tratamiento de blanqueamiento dental en casa con férulas por las noches, puesto que de esta forma tendrás el producto aplicado durante las horas adecuadas, y evitarás el proceso del día que es más laborioso y molesto.

Hay que destacar que el precio del uso del blanqueamiento con férulas, al igual que la mayoría de estos tratamientos similares, suelen ser muy elevados. En este caso, puede variar el precio, quedando más o menos en 250€.

En este enlace puede obtener una información más detallada del blanqueamiento dental con Férulas 

Blanqueamiento con Bicarbonato

El bicarbonato sódico, además de tratarse de un producto natural capaz de brindar múltiples beneficios a tu piel y organismo, te ayuda a tener unos dientes relucientes y saludables, convirtiéndose entonces en una de las opciones más favorables en este caso.

Si combinas el bicarbonato de sodio con un cepillado muy meticuloso, lograrás eliminar variadas manchas en tus dientes. Además, puedes usar el bicarbonato siempre que cepilles tus dientes, sin aplicarlo junto a la pasta dental, ya que podría tener un efecto más abrasivo.

Cabe decir que puedes usar el bicarbonato solo, o combinado con otros ingredientes especiales, tales como el limón, que suelen también tener buenos efectos en cuanto a la eliminación de los dientes oscurecidos.

Blanqueamiento con Cubetas

Uno de los tratamientos más completos y efectivos, así como usados, a la hora de blanquear muy bien los dientes, es sin duda alguna el del uso de cubetas, lo cual cuenta con un efecto y uso similar a las férulas.

Claramente, antes de comenzar con este tratamiento, deberás ponerte en consulta con un médico odontólogo especializado, ya que, a pesar de ser de uso casero este tratamiento, se debe contar con el chequeo o evaluación de un profesional.

Lava muy bien tus dientes

Antes de que comiences a colocarte las cubetas, debes seguir algunas recomendaciones de higiene, entre lo que debes cepillarte de manera muy adecuada, procurando al mismo tiempo que los restos de alimentos sean retirados correctamente.

Además, te conviene mucho usar dentífricos que puedan poseer en su composición un agente blanqueador conocido como peróxido de carbamida.

Usa el hilo dental

Es necesario eliminar absolutamente todos los restos de alimentos que se puedan quedar atascados entre los dientes antes de aplicar el tratamiento, para lo cual, el cepillo de dientes no cuenta con todo el alcance.

Para ello, puedes usar el hilo dental, ya que te ayudará a quitar los restos alimenticios que quedan atrapados y son más difíciles de retirar normalmente.

No uses pastas con clorhexidina

Esta es una indicación bastante importante y obligatoria, ya que es indispensable que no prolongues más el uso de pastas dentales que contengan clorhexidina, y el médico también te lo recomendará mucho.

Pues, este tipo de colutorios tienden a teñir los dientes, ocasionando manchas en los mismos a veces difíciles de remover con este tratamiento de cubetas.

Prepara y usa la cubeta

Después de todo, ya será el momento de que agarres la cubeta, colocando en cada huella de los dientes una gota de gel blanqueador tal y como se te fue indicado en la consulta odontológica.

Luego, debes llevar la cubeta a tu boca y comenzar a insertarla en su sitio, escupiendo entonces lo que excede del gel aplicado.

Mantén la cubeta

Uno de los pasos más difíciles en la mayoría de los casos, es mantener la cubeta en el mismo lugar por un cierto tiempo. Sin embargo, esto es imprescindible en el proceso del tratamiento para blanquear los dientes usando cubetas.

Entonces, intenta lo más posible de mantener la cubeta en tu boca por el tiempo que se te es indicado en medio del tratamiento.

Retira la cubeta

Una vez que haya pasado el tiempo, puedes proceder a retirarte la cubeta usando los dedos, y procura sacarlas al mismo tiempo de ambos lados, para evitar rozar la encía y retorcerla. Enjuaga muy bien después tu boca con agua templada preferiblemente.

Al usar el agua templada evitas la molestia por la sensibilidad que suele producir de forma muy frecuente el mismo frío.

Lava la cubeta

Podrás lavar la cubeta con suficiente agua. Para esto es indispensable que sepas que, al lavar la cubeta, deberás liberarla de los restos que puedan quedar de gel blanqueador, lo cual siempre suele adherirse en ciertas áreas.

Seca la cubeta luego, para terminar, entonces guardándola en la caja que le corresponde junto con el kit que te han otorgado en la clínica.

Este procedimiento que puedes seguir al usar las cubetas como opción para blanquear tus dientes es muy simple de realizar. Nada más es necesario que sepas cómo manejar los resultados que se deben empezar a notar con paciencia y mucha constancia.

Blanqueamiento casero con Agua Oxigenada

Según dicen los expertos acerca del uso del agua oxigenada para blanquear los dientes, este tratamiento sí suele tener muy buenos efectos, aunque no es recomendable en lo absoluto por ser un producto no seguro para la salud dental, más que nada por usar dosis inadecuadas.

Por otro lado, hay muchas teorías hoy en día acerca de cómo se puede usar el agua oxigenada en un tratamiento para blanquear los dientes correctamente. Pero, debes saber lo que realmente implica utilizar el agua oxigenada para el blanqueamiento dental.

Supuestamente se recomienda empapar un algodón

Una de las teorías que se tienen acerca de usar el agua oxigenada para blanquear los dientes, es el empapar un bastoncillo o algodón con la misma y presionarlo en los dientes, y agregar algunas gotas del agua oxigenada sobre la pasta de dientes o el cepillo para enjuagar la boca.

Es ineficaz

Debes saber que el agua oxigenada es funcional para múltiples tratamientos en donde se procuren solucionar problemas corporales. Sin embargo, en el caso de los dientes oscurecidos, el agua oxigenada es totalmente ineficaz.

Es agresivo para el esmalte

Aparte de que es un remedio ineficaz para aclarar los dientes oscurecidos, el agua oxigenada proporciona efectos muy agresivos sobre el esmalte de los dientes, provocando que se ocasione sensibilidad dental.

Daña las mucosas

Las mucosas de la boca, por su parte, se ven muy afectadas por el uso del agua oxigenada, mencionando la lengua, encías, lado interno del labio y mejillas, entre otros. Esto es porque los tejidos de las mucosas son muy sensibles, siendo propensas a irritaciones y quemaduras.

No es buena

Como respuesta a las muchas preguntas que se han podido efectuar acerca de si realmente funciona y es buena el agua oxigenada para poder blanquear los dientes, se tiene que está en verdad no es buena para poder cuidar de la salud bucal de forma correcta y segura.

Es un completo error el aplicar el agua oxigenada con un bastoncillo o cepillo en el esmalte dental, tanto como preparar un enjuague bucal con agua oxigenada rebajada o diluida con agua mineral, siendo esto mucho más peligroso que el aplique en el esmalte.

Blanqueamiento en casa con Gel

Aunque este tipo de tratamiento de blanqueamiento es realizado en casa, será siempre necesaria la supervisión de un dentista experto que pueda evaluar los procesos, progresos y resultados finales del tratamiento.

Este tratamiento consiste en la aplicación de unas férulas preparadas a la medida de tu boca y dientes, en donde es aplicado del mismo modo el gel contenido de peróxido de carbamida o de hidrógeno por un determinado tiempo.

El gel que es aplicado en las férulas es el que generalmente proporcionará el blanqueamiento a tus dientes. Estas férulas las tienes que usar ocho horas por día, por tres semanas aproximadamente, aunque todo dependerá de las indicaciones de tu dentista.

Por otra parte, el efecto es producido por la acción que provoca el gel de peróxido de carbono. Cuando las moléculas se ponen en contacto con el aire, se dividen en agua y radicales libres del per hidroxilos, siendo estas radicales las que penetran en el esmalte, y remueven moléculas.

Beneficios de realizarlo en casa

Una de las cosas que motivan siempre a usar un blanqueamiento en casa, son los múltiples beneficios que brinda esta opción ante el uso de jeringas y férulas, generalmente, siendo esta la forma más eficaz y usada a modo casero para blanquear correctamente los dientes.

Y, aunque los beneficios del blanqueamiento dental de forma casera son muy conocidos, es importante mencionarlos una vez más, para que quede clara la efectividad de este tratamiento.

Reduce tonos

Una ventaja muy notable en este caso, es que el blanqueamiento en casa ayuda a reducir en gran manera variados tonos en el color de los dientes en un período más o menos de tres o cuatro semanas, logrando un color blanco deseado y natural de forma segura.

No produce dolor

Si eres uno de esos pacientes que le tienen pavor al dentista, debes tener tranquilidad, ya que con este tratamiento no sentirás ningún tipo de dolor que, de alguna manera, se vuelve una de las grandes molestias para cualquiera.

Es más económico

En el caso del costo de este tipo de blanqueamiento, se puede decir que es uno de los más accesibles y económicos, en comparación con los tratamientos de blanqueamientos por medio de clínicas, contando al mismo tiempo con la supervisión de un odontólogo.

Seguramente ahora querrás probar un tratamiento de blanqueamiento en casa al conocer que puedes obtener de inmediato y muy fácilmente todas estas bondades.

Recomendaciones

A veces es bueno contar con algunos consejos o recomendaciones para poder conseguir un efecto del tratamiento más rápido, efectivo y completo, puesto que no siempre es fácil comenzar un tratamiento y hacerlo de manera excelente.

Teniendo en cuenta todas estas recomendaciones, verás poco a poco que todos los resultados que deseas te serán dados de la manera en que deseas conseguirlos de modo seguro.

  • Debes conservar siempre las jeringas en el refrigerador.
  • Cepíllate muy bien antes de comenzar con el tratamiento para tener la superficie limpia.
  • Usa pasta desensibilizante para reducir el aspecto sensible por el tratamiento los dos primeros días.
  • Usa agua tibia para lavar tus dientes y evitar la sensibilidad.
  • Limpia las férulas o cubetas muy bien con un cepillo y agua fría luego de cada uso.
  • Procura no fumar.
  • Aléjate de los alimentos y bebidas muy calientes, fríos o ácidos por la sensibilidad.
  • Evita los alimentos y bebidas con color, como la cola, el café, vino tinto, remolacha, y otros.
  • Rellena la férula de pasta desensibilizante cuando sientas molestias, y déjatela puesta por la noche.
  • Ajusta la férula. Si se reboza el gel, moja tu dedo y pásalo para eliminarlo por la encía.

Siguiendo todas estas recomendaciones, los pasos y procesos de manera adecuada, no tendrás ningún problema en obtener los resultados que esperas siempre.

Si tienes cualquier duda, recuerda preguntar o consultar con tu odontólogo, no te guardes las preguntas que tengas, sobre todo si es acerca del tratamiento que estás aplicándote en casa.