• contacto@blanqueamientodentalfacil.com
  • Mon - Fri: 9:00 - 18:30

BLANQUEAMIENTO DENTAL COMBINADO

El esmalte de los dientes es una capa dura que se forma por minerales, que suele recubrir la corona dental de la pieza. Esta capa actúa como un protector para las capas internas del mismo diente ante los efectos de la placa bacteriana y de ácidos.

La gama del color del esmalte dental puede oscilar en blanco grisáceo y amarillo claro. Sin embargo, con el pasar del tiempo el esmalte puede perder su color original. Ese oscurecimiento se debe a distintas causas.

Entre estas se pueden mencionar: una deficiente higiene bucodental, incorporación de alimentos en la dieta que producen tinción en el diente, hábitos malos o dañinos, dientes que han sufrido modificación en cuanto al color del esmalte por necrosarse un nervio, y otros.

Y, para este problema de dientes oscurecidos o que pierden su color, existe el blanqueamiento dental combinado, del cual te hablaremos a continuación.

¿Qué es el blanqueamiento dental combinado?

Antes de conocer cualquier cosa acerca del blanqueamiento dental combinado, es importante que sepas de qué se trata este tipo de tratamiento que, actualmente, se suele usar mucho para mantener una sonrisa hermosa y libre de caries o cualquier otra impureza.

El blanqueamiento dental combinado es un tipo de procedimiento que se destina específicamente al aclaramiento de la tonalidad de los dientes que suele combinar la acción de kits de férulas que se realizan a la medida, con una sesión de led lámpara en una clínica.

Esta también se le conoce como lámpara de luz láser o fría, cuya aplicación favorece la acción de los agentes encargados de blanquear. De este modo, tal técnica te permite aclarar tus piezas dentales con una intensidad mayor.

Precio de un Blanqueamiento Dental Combinado

Generalmente, el blanqueamiento dental combinado suele variar mucho en cuanto a los precios o costo. Este costo puede llegar a incluir, aparte del kit ambulatorio con las férulas hechas a la medida, la sesión lámpara láser y un gel blanqueador.

Es indispensable también una higiene bucodental adecuada o profesional antes de que se pueda comenzar el tratamiento.

Un blanqueamiento dental combinado, entonces, puede tener un coste entre 350€ y 684€. Todo el precio depende de la clínica en donde vayas a realizar el tratamiento, además de la evaluación para saber el estado bucodental que tienes, y en las condiciones en las que te encuentras.

Ventajas y desventajas del tratamiento

Cualquier tipo de tratamiento que te puedas realizar, siempre va a tener sus pros y sus contras. Es por eso que tienes que saber hoy cuáles son esas ventajas y desventajas del blanqueamiento dental combinado que debes tener en cuenta.

El blanqueamiento dental combinado es una de las técnicas más revolucionarias en el medio de la salud dental, y su utilización ha ido esparciéndose de forma muy rápida, gracia a todas estas ventajas:

Resultado profesional

Un blanqueamiento combinado tiene la ventaja de brindar un resultado de modo profesional, sin que tengas que visitar a tu dentista muy seguidamente; pues, esta es una de las grandes molestias de cualquiera.

Todo dependerá siempre de los cuidados que tengas con tu tratamiento aplicado, ya que sabes que antes de poder disfrutar de ello debes esperar a que se pueda completar la aplicación a adhesión de los productos para el blanqueamiento.

Acorta el tiempo en el tratamiento

Por lo fuerte que suele ser la primera aplicación, en el blanqueamiento dental combinado se obtienen resultados tan buenos que solo requieres de un refrescamiento que realizarás por varios días solamente.

Esto no suele suceder en otros ciertos tipos de tratamiento de blanqueamiento de dientes. Es por eso que esta es una de las mejores opciones para las personas que quieren dientes blanqueados, puesto que ocupa menos tiempo, y es fácil de llevar a cabo siempre.

Larga duración

La duración de este blanqueamiento suele ser de entre los dos y siete años, dependiendo cómo lleves tu tratamiento, antes de que comiences a notar la pérdida del efecto, lo cual debe ocurrir en cualquier momento, adelantada o alargado.

Para ello, siempre debes tratar de mantener una higiene bucal adecuada. Aunque, todo esto te lo podrá explicar tu dentista cuando vayas a comenzar o continuar con tu tratamiento, de modo que no tenga que pasar tan poco tiempo para volver a aplicar el proceso.

Los dientes no vuelven al estado anterior

A pesar de que el efecto se pierda, tus dientes nunca van a volver a tener su estado original, lo cual puede ocurrir en cualquier otro tipo de tratamiento para blanquear más simple, como puede ser por medio del lavado dental.

Esto quiere decir que tus dientes siempre quedarán después del tratamiento mucho más blancos de lo que ya eran. Este efecto es intenso y bueno para las personas que desean ahorrar un poco más de tiempo con su cuidado dental.

No será necesario realizar el tratamiento desde el inicio

Cuando el efecto del tratamiento ya se haya perdido, no será necesario que se realice el mismo desde el principio, evitando la molestia de tener que soportar el proceso en aplicación de productos, y más.

Sino que, en este tratamiento, solo se tendrá que aplicar el refrescamiento después del blanqueamiento, procurando mantener el resultado por un poco más de tiempo. Y lo mejor de todo es que este refrescamiento se realiza desde casa, como ya te indicamos antes.

Es económico

Suele ser mucho más económico que el blanqueamiento común hecho en clínicas, y que cualquier otro tratamiento de tipo estético, como las carillas dentales, por ejemplo, que suelen ser muy costosas en la mayoría de los casos.

Con este tratamiento podrás entonces ahorrar un poco más de dinero y tiempo, que es lo que siempre cuesta más volver a reponer en el día a día, debido a su rapidez, eficacia, buen efecto y accesibilidad.

Posee menos agresión

Cuenta con una agresión menor que aquéllos tratamientos dentales en clínicas, en donde se aplican luz en cada una de las sesiones, produciendo a veces algunos malestares insoportables o muy difíciles de comprender.

Esto es gracias a que la luz usada, o el láser, son de presión reducida, y que los productos usados suelen amortiguar y hacer más soportables cada uno de los síntomas que podrían estar presentes, pero a corto plazo, y con poca intención dañina.

Estas son todas las ventajas que puedes obtener al usar la opción del blanqueamiento dental combinado.

Este mismo tratamiento dental es uno de los que posee menos agresión, más utilizados para blanquear los dientes y más simples, puede atraer varias consecuencias comunes. Estas son, entonces, algunas de las desventajas del blanqueamiento dental combinado que debes conocer.

Sensibilidad dental

Al tratarse del uso de productos para blanqueado fuertes, este tratamiento puede producir el desgaste de esmalte y dentina de tus dientes, volviéndolos poco sensibles.

Es por eso que es indispensable no hacer el proceso en muchas ocasiones, y tomar las más necesarias medidas para poder mantenerlo.

Re pigmentación

Si no tienes cuidado durante el proceso del tratamiento, y consumes entonces productos con alto contenido en pigmentos, tus dientes pueden terminar peor, incluso antes del tratamiento.

Esto es porque, cuando se aplican los productos, que da el esmalte expuesto, y el diente se vuelve más propenso a tomar nuevamente los pigmentos.

Manchas con profundidad

El tratamiento de blanqueamiento dental combinado cuenta con su buen efecto ante las manchas superficiales que se producen en tus dientes.

Sin embargo, este tipo de tratamiento no es adecuado para eliminar manchas que son provocadas, como por corrosión de amalgamas, ya que solo salen con aplicación de fresado.

Sensibilidad post tratamiento de encías

La sensibilidad en la base de las encías y dientes es normal después del tratamiento. Para este síntoma solo debes tomar antiinflamatorios recomendados por tu doctor para aliviarlo.

Pero, si el malestar persiste, es necesario que consultes con tu dentista la posibilidad de hacer enjuagues desensibilizantes para que la molestia se solvente rápida y efectivamente.

Para que se pueda asegurar la fijación máxima del tratamiento, debes suspender el tratamiento con el uso de flúor por al menos quince días antes de comenzar con el tratamiento, por lo que debes adquirir un dentífrico especial.

En cuanto al efecto que tiene el tratamiento, este puede variar mucho dependiendo del tipo de diente que poseas. En general, los resultados son notables en cualquier diente.

Sin embargo, esos que tienen una dentadura porosa, pueden recibir un rápido efecto, en comparación con los de dentadura no tan porosa.